Cremas de CBD: Información, estudios y usos terapéuticos

El cannabidiol y los productos derivados del mismo, como las acremas de CBD, están cada vez más presentes en nuestras vidas.

 

DESCARGA LA GUÍA DEL CBD AQUÍ

El cannabidiol, uno de los compuestos más importantes de la planta Cannabis sativa y que tiene numerosos efectos terapéuticos, ha llegado para quedarse. No es para menos, ya que sus propiedades hacen de esta sustancia una de las mejores medicinas para nuestro cuerpo. Y también explica por qué cada vez hay más alimentos, aceites, suplementos o cremas de CBD a nuestra disposición.

Aunque cada uno de estos productos tiene unas características específicas (que los hacen más o menos apropiados para tratar diferentes patologías), en este post nos vamos a centrar en las cremas hechas con CBD.

Así sabrás qué son, para qué sirven, y cómo usarlas para mejorar tu salud y tu calidad de vida.

¿Qué son las cremas y pomadas de CBD?

Responder a esta pregunta es bastante sencilla: las cremas y pomadas de CBD son aquellos productos cosméticos y dermatológicos que en su composición cuentan con cannabidiol, ya sea en forma de aceite o de extracto.

Sin embargo, podemos ir un poco más allá en esta definición y hablar con más detalle sobre lo que diferencia a estas cremas de otros productos que podemos encontrar en los estantes de cualquier supermercado. Sobre todo si tenemos en cuenta que a simple vista nos parecerán un cosmético más.

De hecho, al igual que ocurre con otros productos diseñados para su aplicación tópica, en general podemos dividir las cremas de CBD en tres grupos en función de su consistencia:

  • Lociones corporales: son las más parecidas a las cremas que solemos aplicarnos en la piel. Si bien es cierto que a menudo tienen una consistencia algo más densa que las lociones que encontramos en el supermercado. Además, y al igual que ocurre con esos productos, las cremas de CBD pueden incluir otros compuestos para aportarnos una mejor hidratación y nutrir mejor nuestra piel. Por ejemplo, aceites de semillas, vitamina E, aloe vera, etc.
  • Bálsamos: en esta categoría incluiríamos los productos que se encuentran a medio camino entre las cremas y los aceites de CBD. Pero a diferencia de las lociones corporales, estos bálsamos tienen una consistencia más líquida y a menudo están mezclados con aceites esenciales.
  • Aceites: como su nombre indica, la textura de estos productos es líquida (o, mejor dicho, aceitosa), lo que hace que sea el producto favorito de muchos y el más odiado de otros tantos. Además, al igual que con las cremas de CBD, a menudo incorporan otros aceites esenciales y vitaminas. Y, por lo general, estos aceites tardan más tiempo en absorberse del todo en la piel.

Por otro lado, aunque existan estos tres grandes grupos, dentro de cada uno de ellos nos encontramos más subdivisiones. Por ejemplo, es habitual ver líneas de cremas y pomadas de CBD diseñadas para deportistas y para tratar molestias musculares mientras que otras se centran más en el factor estético para la mejora y firmeza de la piel.

Finalmente, y a pesar de que el cannabidiol es una sustancia que teóricamente se absorbe peor por la piel debido a sus propiedades lipofílicas, la composición de las cremas y pomadas de CBD hacen que su aplicación tópica sea también efectiva desde un punto de vista terapéutico. Especialmente en los casos de enfermedades como la psoriasis, la dermatitis o los eccemas gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

cremas de cannabis

¿Para qué se emplean las cremas con CBD?

Siguiendo con estos productos, una de las dudas que a menudo suele surgir es acerca de su uso, que va mucho más allá de una simple crema hidratante para la piel.

En ese sentido, y a pesar de que las cremas con CBD también pueden servirnos para mejorar el aspecto de nuestra piel, su uso es principalmente terapéutico y no tanto estético. Por ello, deberemos elegir la opción que mejor se adapte a nosotros.

Por desgracia, no podemos dar una recomendación general para todos ya que no será lo mismo el tratamiento de una contractura o dolor muscular que el de una erupción cutánea o una dermatitis atópica. Sin embargo, tanto su uso como su aplicación no suponen un problema y hacen que estas cremas sean muy útiles para incorporarlas en nuestra rutina diaria.

Además, al igual que ocurre con cualquier otro cosmético o suplemento que tomemos, muchas veces deberemos probar las diferentes opciones que nos encontramos en el mercado hasta encontrar la que mejor se adapta a nuestras necesidades. Uno de los motivos por los que es importante contar con el asesoramiento y la supervisión de un profesional que sepa darnos las indicaciones necesarias.

Por último, y pese a que sabemos que el uso tópico de la Cannabis sativa se remonta a poblaciones de la Antigüedad, como la egipcia o la china, hasta nuestros días, todavía es necesario seguir investigando más acerca de cómo puede mejorar las afecciones de la piel y los dolores musculares u óseos cuando se aplica directamente sobre la piel.

Beneficios de emplear cremas de CBD

No obstante, una cosa está clara: cada vez hay más evidencias de que los beneficios asociados al cannabidiol (efecto antiinflamatorio; calmante; eficaz frente al dolor; o antipsicótico, entre otros)  también se pueden obtener de forma transdérmica (referencia).

De hecho, los diferentes compuestos que a menudo nos encontramos en las cremas y pomadas de CBD favorecen su mejor absorción por la piel. Lo que unido a las características que tiene este órgano (el más grande de nuestro cuerpo) hacen que sean especialmente interesantes desde un punto de vista dermatológico (referencia).

Además, su efecto es local y a pesar de que el cannabidiol se absorbe por la piel, este no llega a nuestra sangre y, por tanto, tampoco alcanza al sistema nervioso central. Si a eso le sumamos que el CBD no tiene un efecto psicotrópico ni psicoactivo (a diferencia del THC, otro de los compuestos más importantes del cannabis) y que su aplicación está limitada a una zona o zonas concretas de nuestro cuerpo, estos productos se muestran como una opción muy interesante para aquellas personas que estén tomando otro tipo de tratamientos de forma simultánea. Incluso si esos tratamientos son también a base de cannabidiol.

Recordemos que los cannabinoides tienen una toxicidad muy baja para nuestro cuerpo, lo que favorece que apenas haya efectos secundarios (a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los medicamentos) o que estos sean muy leves y no supongan un riesgo para nosotros.

crema con cbd

Contraindicaciones

Pero el hecho de que los productos a base de CBD como las cremas y pomadas no tengan en principio efectos secundarios graves no significa que no tengan contraindicaciones. Como ya hemos mencionado, los cannabinoides tienen un uso terapéutico y, por tanto, su empleo deberá estar supervisado por un profesional.

En ese sentido, durante el embarazo y lactancia, en la infancia y adolescencia así como en las personas de la tercera edad es recomendable tener especial precaución antes de aplicar cualquiera de estas cremas.

Aunque ya hemos mencionado que el CBD no parece llegar al torrente sanguíneo, estas etapas de la vida tienen unas características especiales. Entre ellas, una mayor vulnerabilidad ante cualquier agente externo. Por lo tanto, será necesario consultar su uso con un médico o terapeuta.

Cómo se aplican las cremas de CBD

Tras lo anterior, ahora no podemos dejar de dedicar unas palabras acerca de cómo aplicar estas cremas para maximizar sus beneficios.

Antes ya hemos mencionado que existían tres tipos principales de cremas y pomadas de CBD (lociones, bálsamos y aceites). Y también hemos comentado las diferentes texturas que tienen cada uno de ellos. Por lo tanto, en función del producto que tengamos, la cantidad que apliquemos sobre nuestra piel cambiará, siendo menor en el caso de los aceites y mayor en el caso de las lociones.

Además, es recomendable dar un pequeño masaje en la zona que queramos tratar para así mejorar la absorción del producto. Igualmente, hay que recordar que su uso es local, por lo que no tendremos que echarnos una gran cantidad de crema por todo el cuerpo, sino simplemente en las zonas donde tengamos molestias o la afección que queremos tratar.

Y, si nos quedara alguna duda, lo mejor será leer la posología indicada por el fabricante o bien seguir las indicaciones que nos haya dado el especialista.

Otros componentes que pueden llevar las cremas de CBD

Por último, una duda que también surge a menudo sobre las cremas de CBD está relacionada con los componentes adicionales que nos podemos encontrar en ellas.

En general, estos ingredientes sirven para mejorar la composición del producto, haciéndolo más nutritivo y efectivo. No obstante, si tenemos especial interés en saber si la crema o pomada de CBD que estamos usando tiene algún compuesto concreto, lo mejor será mirar la lista de ingredientes de la misma.

De esta manera sabremos si ese es el producto que necesitamos o si por el contrario debemos buscar otra marca. Especialmente en los casos en los que haya algún tipo de alergia o contraindicación que impida usar un compuesto determinado.

Las cremas de CBD son mucho más que un cosmético. ¿Ya has probado alguna?

Otros productos derivados del Cannabis que puedes ver en thecannabisweb.org

Cuando hablamos de cosméticos y otros derivados del Cannabis o que contienen alguno de sus derivados, nos referimos siempre a productos alimenticios, cosméticos o suplementos que de alguna forma tienen un carácter terapéutico. Hasta la fecha en nuestra web puedes encontrar información contrastada sobre estos productos y sus usos para ayudar a mejorar y resolver problemas de salud:

Entra en cada uno de ellos para disponer de toda la información y conocer cómo te pueden ayudar. Más información en thecannabisweb.org

DESCARGA NUESTRA GUÍA COMPLETA SOBRE EL CBD

DESCARGAR GUÍA COMPLETA DEL CBD

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies